Departamento de Turismo

TURISMO Y ARQUEOLOGÍA

Historia-y-turismo

Durante el siglo XIX y principios del XX se dio, por un lado, el desarrollo de la profesionalización de la arqueología y, por el otro, la aparición del interés de los Estados en la industria del turismo. Los investigadores han analizado estos dos procesos como si se tratara de actuaciones separadas, uno enfocado hacia el incremento del saber sobre el pasado para consolidar la estructura histórica que sustentaba la memoria nacional, y el otro centrado en el beneficio económico que conllevan las actividades relacionadas con el ocio. En este artículo se analizará si el desarrollo de estos dos factores, turismo arqueológico y profesionalización de la arqueología, han sido totalmente independientes el uno del otro. Investigaciones preliminares sugieren que no han estado hasta cierto punto conectados, especialmente en países con ruinas monumentales.

La base de la conexión entre el turismo patrimonial y la arqueología desde finales del siglo XVIII el nacionalismo, y antes el patriotismo, y aunque, sin haber desaparecido la importancia de la ideología política, en la actualidad desde el final de la Guerra Fría ambos se conjugan a través del mercantilismo. En este triángulo formado por nacionalismo, arqueología y turismo arqueológico, el vínculo entre los dos primeros elementos, nacionalismo y arqueología, ha sido objeto de múltiples análisis. No es éste el caso del primer y último elemento, la relación entre nacionalismo y turismo arqueológico y un análisis de los posibles encuentros entre ellos puede subdividirse en dos perspectivas: la primera se fija en el turista, examinando aspectos como el sentimiento nacionalista que le lleva a visitar unos sitios y no otros, con qué yacimientos se siente más identificado; la segunda perspectiva observa la relación entre turismo arqueológico y nacionalismo desde arriba, examinando si el poder público se ve influido por el nacionalismo para gestionar el recurso arqueológico al ponerlo al servicio del turismo, seleccionando del pasado y subvencionando ciertos sitios o épocas más relacionados con la narrativa nacionalista.

Este artículo se centra sobre todo en la creación a lo largo del tiempo de instituciones que posibilitaron el acceso del turista a los restos y materiales del pasado. Todo el discurso se vertebra en relación con los medios de transporte más empleados en determinados periodos, por la gran influencia que éstos tuvieron en facilitar la movilidad del turista. De los viajes de la Antigüedad en carro o a lomo de animales, al Grand tour dieciochesco, este artículo llega al momento en el que surge el turismo más cercano al que conocemos hoy en día, lo que ocurrió en el siglo XIX sobre todo en Europa y hasta cierto punto en América. El turismo de las clases medias en ferrocarril y barco de vapor que caracterizó esta época vio la aparición de las guías turísticas, el comienzo de una labor consciente de restauración de monumentos, la creación de comisiones de monumentos para gestionar el patrimonio arqueológico, la apertura de museos tanto en edificios como al aire libre, los cuales muestran piezas originales o incluso copias. El discurso del ocio se empezó a formar en esta centuria, pero sobre todo lo que se insistió para justificar las acciones que se estaban llevando a cabo en relación con el patrimonio es que eran necesarias para preservar el espíritu nacional y para educar al ciudadano. En estas ideas creía un amplio sector de las clases altas y medias que no solamente actuaba individualmente visitando yacimientos o acudiendo a los museos (la primera perspectiva de la que hablaba en el párrafo anterior), sino también en grupo, organizándose en sociedades de todo tipo (excursionistas, fotográficas, arqueológicas, regionales, etc.) que realizaban viajes para visitar yacimientos arqueológicos. Desde mitad de siglo se organizaban exposiciones a lo grande en las que ya aparecía el elemento mercantilista y en las que ya se incluía la arqueología.

El medio de transporte que representa la siguiente época es el automóvil, desde principios del siglo XX hasta los años sesenta. Es entonces cuando vemos que la conexión entre turismo y arqueología comienza a oficializarse y estatalizarse, aunque todavía se combina con el discurso nacionalista y el papel educativo del pasado. Pero en la decisión sobre las subvenciones a excavaciones arqueológicas empieza a tener peso la potencialidad turística del sitio. Ahora se promueve también la protección de paisajes naturales, lo que no es incompatible con lo arqueológico, pues la organización de estos espacios también conlleva, en la mayoría de los casos, la necesidad de salvaguardar los restos antiguos en ellos localizados. La geografía turística crece (el número de países visitados se expande prácticamente a la totalidad del globo, aunque con grandes lagunas) y con ello también se eleva el peligro que corre el patrimonio, entre otras razones, por la comercialización de las antigüedades en lugares antes asilados y poco accesibles.

A partir de la década de 1960 se produce una revolución en el turismo: el transporte aéreo consigue convertirlo en un fenómeno de masas de manera que se multiplica el porcentaje de turistas en 4 000 %. Este espectacular aumento ha sido monitoreado por un organismo internacional regulador: la Organización Mundial del Turismo o World Tourism Organization (WTO), creado en 1974, aunque con raíces anteriores. A esta institución hay que sumar el enorme efecto que ha logrado la Convención Referente a la Protección del Patrimonio Cultural y Natural Mundial de la UNESCO de 1972 que dio lugar a la lista de Patrimonio Mundial. El impacto que ha tenido ésta es significativo, pues marca la transición del patrimonio de valor identitario a económico y mercantilista. Si bien la lista de Patrimonio Mundial se idea a principios de los setenta para proteger sitios de valor considerado como universal, su existencia les ha puesto en el punto de mira, enfocando la atención sobre ellos, y esto se ha traducido en una acudida masiva de turistas que pone en peligro el yacimiento mismo y desequilibra las relaciones sociales en el área. La inclusión de un sitio en la lista de patrimonio mundial de la UNESCO ha pasado a ser en la actualidad una propaganda supraestatal de la que se aprovechan las compañías turísticas. Por su valor económico, países como China están llevando una fuerte política de inclusión de nuevas candidaturas en la Lista de Patrimonio Mundial.

Los cambios económicos y sociales a los que el turismo está llevando a las poblaciones cercanas a los yacimientos arqueológicos son notables y se traducen en transformaciones, tanto negativas como positivas, de las comunidades que viven en el área próxima. En cuanto a las primeras, muchas comunidades han pasado de ser campesinas a estar integradas en la economía de mercado, ocupando así el eslabón más bajo de la industria turística. Éstas se ven obligadas a cambiar su actividad para producir y vender recuerdos y reproducciones con escaso margen económico, o a acomodar y dar de comer a los turistas en locales de bajo costo y ganancia, mientras que los márgenes económicamente cuantiosos quedan controlados por las grandes compañías, muchas veces en conjunción con el Estado.

Por otra parte, sin embargo, el turismo también ha permitido el empoderamiento de muchas de las comunidades locales y, especialmente, de los grupos indígenas, muchas de cuyas reivindicaciones sobre su derecho a controlar su pasado (realizadas desde los años setenta en los países de habla inglesa y en la actualidad en muchos otros) han sido oídas, produciéndose cambios en las legislaciones de los diferentes estados con respecto a las comunidades indígenas y su injerencia en las decisiones sobre los restos arqueológicos encontrados en sus tierras ancestrales y/o producidos por sus antepasados. Si en un principio el control de la identidad se producía por razones ideológicas, en la actualidad a esto se le ha añadido el valor económico del turismo que está llevando a fenómenos novedosos, como una nueva ola de invención de la tradición con la recuperación de festividades ya abandonadas o la creación de otras inspiradas en un grado variable en las antiguas.

El turismo arqueológico se ha convertido en un negocio y las reglas del mercantilismo han empezado a afectar profundamente a la arqueología, pues sólo vale aquello que crea valor económico. Esto no ha dejado a la profesión incólume, pues progresivamente se está viendo que las subvenciones favorecen ciertos tipos de arqueología, ciertos periodos y tipos de restos arqueológicos, como los monumentales, ya no necesariamente porque coincidan con el discurso nacional, sino porque tienen mayor éxito entre el público y atraen a mayor número de turistas. Esto está teniendo un efecto en el trabajo de campo, que ya no se ve como necesario (los resultados son demasiado técnicos para poder ser útiles y, por tanto, si se publican, es en literatura gris o menor), la investigación de los materiales y el contenido de los museos (que se están empezando a parecer a galerías de arte, bellos pero sin información, y en los que la tienda es uno de las salas más visitadas). Es difícil predecir adónde llevará el camino trazado, pero querría terminar este texto sugiriendo que urge un examen profundo del papel socioeconómico de la arqueología en el mundo actual.

FUENTE: Díaz-Andreu, Margarita en Anales de Antropología


¿QUE ES EL TURISMO DE EXTREMADURA?

El Turismo de Extremadura es Naturaleza, Patrimonio, Cultura, Gastronomía, Modernidad y Tradición. Todos estos elementos se aúnan en esta región para hacer disfrutar a nuestros visitantes de un viaje de ocio con los cinco sentidos ¡Vive la Experiencia Extremadura!

Vive la naturaleza en estado puro. Pasea por la extensa dehesa, disfruta de una región en el que el bosque mediterráneo es seña de identidad. Sumérgete en espacios naturales únicos y siente la naturaleza viva a flor de piel. Zambúllete en sus aguas cristalinas. Pesca, navega, nada,…en los embalses de Extremadura, te sorprenderá saber que estás en la región española con mayor extensión de costa interior. La riqueza natural de Extremadura te permitirá practicar deportes al aire libre en cualquier rincón. Además, Extremadura es uno de los destinos europeos más importantes para los amantes de la ornitología

Adéntrate en la historia en esta cuna de descubridores visitando los enclaves más destacados y goza del arte con mayúsculas a través de obras originales puestas a tu alcance en el gran museo al aire libre que es Extremadura. Conoce de primera mano sus tres Conjuntos Monumentales declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Cáceres, Mérida y Guadalupe. Extremadura esconde un retazo de historia a la vuelta de cualquier esquina.

Saborea su esencia y déjate embriagar por el aroma de su cocina. El inconfundible sabor de su jamón ibérico Denominación de Origen “Dehesas de Extremadura” hará las delicias de cualquier paladar que quiera degustarlo. No podrás olvidar el gusto de sus quesos, sobre todo de cabra y oveja, D.O. “Ibores”, y sus tortas para untar, con D.O. “Torta del Casar” y D.O. “Torta de la Serena”. Degusta sus vinos de pitarra y sus caldos de esmerada elaboración y crianza D.O. “Ribera del Guadiana” o Vinos de la Tierra de Extremadura.

Elige las ciudades extremeñas como ciudades de negocios, pues sus inmejorables instalaciones, sus palacios de congresos, salas de reuniones y su oferta de alojamiento, junto a las ferias y convenciones de gran prestigio dirigidas a profesionales que allí se celebran convierten a Extremadura en un lugar perfecto para celebrar distintos eventos.

Desconecta del día a día y repón fuerzas para seguir adelante. Extremadura te ofrece un sinfín de posibilidades y planes de ocio alternativo para que desconectes del mundo y practiques turismo slow, o lo que es lo mismo disfrutar sin prisas. Relájate en sus balnearios y déjate llevar por el silencio y la tranquilidad de sus espacios rurales.

Fuente: Turismo de Extremadura


Índice de Artículos de Turismo de Extremadura


Para el visitante que llega a Extremadura, esta región le parece mágica, no existe persona que no se maraville con lo que ve y lo que siente al visitar esta tierra. Normalmente el perfil de visitante es aquel que busca cultura, que busca arte e historia, y es algo que Extremadura puede ofrecer al visitante en forma de ciudades Patrimonio de la Humanidad como por ejemplo Cáceres. Pero cuando ese visitante llega a Extremadura va un poco más allá, pues no puede evitar sentirse atraído por la naturaleza, por sus valles, su fauna y su flora, y ello lo ofrece Extremadura en forma de Parque Nacional como es el de Monfragüe, Parques Naturales como el de Cornalvo, y otros rincones naturales que no dejan indiferente al turista que nos visita.

Otra de las cosas que no deja indiferente a aquel que llega a nuestra región es nuestra exquisita gastronomía, muy diferente al del resto de España y por supuesto sus tradiciones y fiestas que evocan otros tiempos y que en muchos casos hacen estremecer al visitante de tal manera que queda en su recuerdo para el resto de su vida. Y es eso lo que yo pretendo ofrecer en este blog, dar a conocer LA ESENCIA DE EXTREMADURA.


NOVEDAD: La 2 de TVE ha emitido un documental sobre Cáceres dentro de la serie de programas dedicados a las ciudades Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un audiovisual realizado sobre la capital y con el gran atractivo de que está grabado en 4k. Míralo ya AQUÍ (Completo) en nuestro canal Youtube


COMARCAS DE EXTREMADURA

MapaExtremadura

Mire AQUÍ nuestro canal de Youtube: videos de promoción turística por Comarcas.

I. Valle del Jerte

Situación Valle del Jerte

El Valle del Jerte es uno de los rincones más mágicos de toda Extremadura. A pesar de ser pequeños pueblos, el Valle del Jerte ofrece un turismo de sensaciones como muy pocos lugares ofrecen, es un lugar mágico, de indudable e incalculable valor ecológico e histórico. Entre paisajes de cerezos, castaños, y robles y un sin fin de especies vegetales el viajero que desea conocer y recorrer la ruta por antiguos cordeles de trazados medievales o por interesantes y bien conservadas calzadas de la época romana puentes renacentistas y todo ello por una ruta magníficamente señalizada e indicada desde la población de Tornavacas, o desde el desde el centro de interpretación de la “reserva natural” de la garganta de los infiernos en la localidad de jerte.

II. Las Hurdes “Tierra con Alma”

hurdes

Las Hurdes tienen una gran riqueza antropológica, gastronómica y paisajística, sin olvidar sus ancestrales fiestas. Los cauces de los ríos Ladrillar, Hurdano, Malvellido, los Ángeles y Esparabán riegan la zona, además de numerosos riachuelos y pozas naturales de aguas cristalinas. En este entorno viven en libertad especies animales protegidas como la nutria, la cigüeña negra o el gato montés. Destacan las impresionantes vistas del entorno del embalse de Gabriel y Galán y el mirador de la Antigua. Las típicas casas hurdanas, de pizarra y paredes curvas, así como los numerosos olivares dispuestos en bancales son la aportación humana y seña de identidad de esta comarca habitada por amables gentes.

III. Comarcas de Sierra Grande – Tierra de Barros – Zafra – Rio Bodión

Estas comarcas están situadas en pleno centro de la provincia extremeña de Badajoz, atravesadas de norte a sur por la autovía A-66, convertida en autovía y coincidente, en algunos de sus tramos, con el trazado histórico de la que fuera calzada romana que unía Emérita Augusta, la Mérida actual, con Hispalis, hoy Sevilla.

La comarca de Sierra Grande, bello paraje montañoso, posee una ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves), la Sierra Grande de Hornachos, de unas 12.200 hectáreas. También ofrece varios hitos monumentales, estupendas muestras de gastronomía popular y vestigios históricos relevantes. Por su parte, la comarca de Tierra de Barros ha sabido industrializar la producción de sus productos agrícolas, sobre todo del vino y del aceite, hasta generar denominaciones de origen propias reconocidas nacional e internacionalmente. Finalmente, la comarca de Zafra Rio – Bodión ofrece atractivos que satisfarán los diversos y distintos intereses de nuestros visitantes: recursos culturales y patrimoniales (nada menos que cuatro Conjuntos de Interés Histórico Artístico), turismo de salud, de naturaleza o deportivo, alojamiento en casas rurales y actividades complementarias como senderismo, cicloturismo o parapente. Tres comarcas, muy dispares pero que comparten parte de su historia y su cultura.

IV. Comarcas del Valle del Alagón, Tajo-Salor-Almonte y Sierra de San Pedro-Los Baldíos 

Esta amplia zona de Extremadura ocupa buena parte del oeste extremeño, desde el sur de la Sierra de Gata hasta las cercanías de la capital pacense, incluyendo la mayoría de la localidades fronterizas con la vecina Portugal que están situadas en la denominada Raya. Como prolongación de esta franja fronteriza, encontramos algo más al norte las poblaciones y tierras pertenecientes al Valle del río Alagón, en el centro aquellas que están regadas por los ríos Salor, Almonte y Tajo antes de formarse el impresionante Embalse de Alcántara y más al sur, ya en plena Sierra de San Pedro y Los Baldíos, se sitúan una serie de importantes núcleos cargados de historia y rodeados de una naturaleza excepcional.

Respecto al Valle del Alagón Aparte de sus renombrados festejos populares y bellos monumentos, esta comarca cuenta con un privilegiado entorno natural de amplios valles y dehesas que contrastan con los bosques de pinos, robles y castaños de las estribaciones serranas. En sus cuencas fluviales, charcas y embalses se puede practicar la pesca, y en espacios naturales como los Canchos de Ramiro, abunda una rica fauna aviar. De su variada gastronomía despuntan los productos de matanza, el pimentón y el aceite. Y no hay que olvidar su artesanía cuya mejor representación son los tradicionales gorros y bordados de Montehermoso.

En cuanto a la comarca de Tajo-Salor-Almonte es una zona amplia, muy despoblada por las guerras fraticidas con el país vecino y, desde hace cuarenta años, por la emigración a otras zonas de España, pero siempre llena de historia y de naturaleza. La huella de la historia se ve reflejada en el amplio territorio que supusieron las órdenes militares del Temple (Garrovillas de Alconétar) y Alcántara. Una historia que va desde el famoso Tesoro de Aliseda, de la Edad del Bronce, hasta la modernidad artística del movimiento Fluxus que se muestra en el museo Vostell, en la zona de Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres.

puente-de-alcantara

Y finalmente, está la comarca de la Sierra de San Pedro-Los Baldíos formada por doce municipios (ocho de la provincia de Cáceres, pertenecientes a la sierra de San Pedro, y cuatro de la de Badajoz, de Los Baldíos de Alburquerque). Es una zona fronteriza con Portugal, separada del país vecino por el río Tajo, al que le unen además del paisaje, la historia y las costumbres. Parte de este espacio, de 25.088 hectáreas, ha sido declarado el tercer Parque Natural de la Comunidad Autónoma, bajo la denominación Tajo Internacional. Abarca once municipios de la raya extremeña y limítrofe con el Parque Natural do Tejo Internacional, en la raya portuguesa.

V. Comarcas de la Campiña Sur, Tentudía y Sierra Suroeste (Badajoz)

Esta zona meridional de Extremadura se encuentra lindante con las provincias andaluzas de Córdoba, Sevilla y Huelva, separadas de estas por medio de la Sierra Morena extremeña. Al oeste de la Sierra Sur Suroeste se sitúan las tierras de la vecina región del Alentejo portugués, el límite más occidental. El paisaje característico de estas tierras es el dominio de la dehesa que se adorna con sierras de poca altitud, a excepción de la de Tentudía, donde el pico de su mismo nombre con 1.104 m. se convierte en la mayor elevación de la provincia pacense. Este paisaje tan bello como propio del sur extremeño es el hábitat tan peculiar y especial del cerdo ibérico, que criado en régimen de montanera, produce jamones y embutidos de fama mundial. Este hábitat tan especial ha contribuido al nombramiento de varias de sus zonas como ZEPA para la protección de aves, caso de las Dehesas de Jerez, o incluso la declaración de la Mina de la Jayona como Monumento Natural de Extremadura en Fuente del Arco y las Cuevas de Fuente de León.

Situada al suroeste de Badajoz, la Campiña Sur alterna en sus amplias y onduladas planicies los cultivos de vid, olivo y cereales con manchas de encinas y alcornoques. Resulta una zona ideal para contemplar algunas rapaces y grandes bandadas de grullas. Una importante historia, que ha dejado testimonios relevantes, unida además a una variada gastronomía y a interesantes manifestaciones artesanas en los ámbitos de la forja, el bordado, el cuero o la cestería, harán de las rutas propuestas una fuente de disfrute para todo tipo de intereses.

comarca_situacion

Situada al sur de Extremadura, Tentudía limita con tierras andaluzas y está atravesada por las estribaciones occidentales de Sierra Morena. Sus tierras fueron conquistadas a los árabes por los caballeros de Santiago y pertenecieron a la provincia de León. Es una legendaria zona de frontera con un clima de montaña más lluvioso que la media extremeña, por lo que la vegetación, dominada por el bosque mediterráneo con dehesas donde se cría el cerdo ibérico, pilar de su economía, resulta muy frondosa y atractiva especialmente en ciertas épocas del año.

comarca

 

Y finalmente, la Historia, tradiciones, artesanía, además de un enorme tesoro cultural y gastronómico, en el marco del mayor bosque de encinas del mundo, son los principales atractivos turísticos de Sierra Suroeste. Esta comarca es sinónimo de calidad por la excelencia de sus chacinas y embutidos, destacando el jamón ibérico de “pata negra”, producto estrella y referente comarcal. A este manjar de la gastronomía, cabría unir los apreciados vinos de pitarra, sus exquisitos productos silvestres (como los gurumelos) y su esmerada repostería artesanal.

VI. Comarcas de la Sierra de Gata, Trasierra – Tierras de Granadilla (Cáceres)

trasierra-tierras-de-granadilla-caceres-extremadura

Estas comarcas de la alta Extremadura se encuentran ubicadas en la parte más noroccidental de la región extremeña, lindantes con la provincia de Salamanca y las vecinas tierras de Portugal con dos aspectos orográficos bien distintos, las sierras propias de Gata y Hurdes y las dehesas y llanos de Trasierra-Tierra de Granadilla.

Estrechas y empinadas callejuelas, juderías, castillos y escudos nobiliarios dan la bienvenida a esta hermosa comarca, donde cada iglesia esconde un tesoro: desde cristos articulados a retablos mayores joyas del barroco. Bañada por numerosos caudales y marcada por una pronunciada orografía de serranías y valles, Sierra de Gata es pródiga en estampas típicas y ritos populares, como la quema de los capazos tras la recolección de la aceituna. Aquí han dejado su impronta pobladores de la edad de bronce, romanos, árabes y castellanos. El bosque mediterráneo y los cultivos en bancales, especialmente de olivos y viñas, hacen aún más atractivas las poblaciones de la zona.

patrimonio-t-glla

Por su parte, las Tierras de Granadilla gozan de gran atractivo, especialmente histórico y paisajístico. Constituyen un ámbito ideal para los amantes de la naturaleza y los grandes espacios. En el norte se dibujan los perfiles de pueblos blancos de arquitectura tradicional contra los macizos montañosos de Tras la Sierra. Un sinfín de valles regados por pequeños cauces fluviales alcanzan su cénit en el pantano de Gabriel y Galán, llamado así en honor al famoso poeta. También hay bosques donde perderse, hermosos olivares y cultivos tanto de secano como de regadío. Además, y pese a su carácter interior, hay un buen número ríos y pantanos donde practicar deportes acuáticos y pescar.

Granadilla

VII. Comarcas de las Vegas Bajas-Lácara, Entorno de Mérida, Llanos de Olivenza-Entorno de Badajoz

Conforman esta zona de Extremadura las poblaciones entorno a Olivenza y Badajoz, limítrofes algunas de ellas con la vecina Portugal y formando parte de la denominada Raya en su parte más meridional, así como las localidades que pertenecen a la comarca del Lácara y algunas otras cercanas a Mérida, que son regadas por los ríos Aljucén, Lácara y sobre todo por el Guadiana, ya en su último tramo por tierras pacenses desde Mérida hasta Badajoz.

La dehesa de encinares y alcornocales hacia el norte y los cultivos de regadío en el sur tapizan las tierras de Lácara. Sus iglesias atesoran esculturas protogóticas, algunas barrocas de Juan de Juni y pinturas del Divino Morales. Casas blasonadas con escudos nos recuerdan su noble pasado y puentes medievales o romanos nos remontan a otros tiempos. Los nuevos pueblos encalados nos ofrecen su atmósfera tranquila y excelente gastronomía, y en los bosques de ribera es agradable practicar la pesca y disfrutar de varias ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves), donde se pueden apreciar rapaces y aves en peligro de extinción.

A_DOLMEN_LACARA_01

En cuanto a la comarca de Vegas del Guadiana está casi completamente en la provincia de Badajoz. Cuando surca la comarca, el río Guadiana la parte en dos al tiempo que la cohesiona y vertebra económicamente. Aquí el agua reina por todas partes y aunque surgió un nuevo paisaje a raíz del Plan Badajoz, puesto en práctica en la década de 1950, la dehesa y los bosques mediterráneos y de ribera siguen coexistiendo con él. El Parque Natural de Cornalvo, con sus 10.500 hectáreas de extensión, situado junto a sierra Bermeja, resulta un hermoso enclave de visita obligada.

Finalmente, en cuanto a las llamadas “tierras de Olivenza”, podemos decir que algunas poblaciones españolas pertenecientes a esta comarca comparten con villas lusas del otro lado de la frontera no sólo el mismo medio natural, sino también fiestas, folclore, gastronomía e influencias mutuas de todo tipo. Pero las relaciones entre ambos lados no han sido siempre cordiales, como atestiguan algunas impresionantes fortalezas y ciertos acontecimientos históricos que han tenido lugar en estas tierras. Fruto de todo ello el patrimonio y la cultura resultan peculiares, variados y muy interesantes.

11-Olivenza

VIII. Comarcas de la Siberia, la Serena y Vegas Altas del Guadiana

La Siberia y la Serena están situadas en la parte más oriental de Extremadura, donde se encuentran la mayor concentración de embalses que retienen las aguas provenientes del principal río de la provincia pacense, el Guadiana, en torno al cual y en dirección oeste se encuentra la comarca de Las Vegas del Guadiana, recorrida por este río durante un centenar de kilómetros, aproximadamente, hasta llegar a la capital emeritense.

El buen criterio de las gentes de La Siberia ha logrado preservar estos parajes, que se integran dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Extremadura. Es sin duda alguna una comarca que todo amante de la naturaleza debe conocer. Los ríos Guadiana y Zújar, que riegan estas tierras, remarcan los paisajes y enlazan cinco embalses: García-Sola, Cíjara, Serena, Zújar y Orellana. Aunque la presa del último no está en la comarca, sus aguas forman parte de ella, lo que hace que la provincia posea la mayor costa dulce de España. Es además una zona rica en yacimientos prehistóricos.

Por su parte, La Serena es una extensa llanura constituida por pastizales y humedales y algunas sierras. Posee más de 1.500 kilómetros de costa merced a los embalses de Orellana, Zújar y La Serena. Aparte de una interesante historia, que ha dejado una importante huella en diversos lugares, a veces únicos en la península, como Cancho Roano (en Zalamea de La Serena), la gastronomía de la zona cuenta con diversas denominaciones de origen, entre las que destaca el peculiar queso de La Serena, elaborado con la leche que producen las ovejas alimentadas con sus finísimos pastos.

IX. Comarca de Villuercas, Ibores – Jara (Cáceres)

La comarca de Villuercas Ibores Jara está considerada una de las zonas más bravías de la provincia de Cáceres, tanto por su riqueza medioambiental como por su paisaje agreste. Pero junto a la gran variedad natural y a un importante patrimonio en el que sobresale el monasterio de Guadalupe, también se encontrará una gran riqueza gastronómica. Como muestra valen las tres Denominaciones de Origen con la que cuentan alimentos como la miel (D.O. Villuercas-Ibores), el vino (D.O. Ribera del Guadiana) y los quesos (D.O. Ibores).

En cuanto al Geoparque Villuercas-Ibores-Jara se refiere, obtuvo la distinción de “Geoparque” en septiembre de 2011 por la Red Mundial de Geoparques, y con el Geoparque Mundial, Extremadura ya con cinco espacios con denominación de la UNESCO: Cáceres (1986), el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe (1993), el Conjunto Arqueológico de Mérida (1993) y la Reserva de la Biosfera de Monfragüe (2003). El Geoparque recibió el año pasado a más de 65.000 viajeros y dispone de 137 empresas turísticas, entre alojamientos, restauración y otras empresas del sector. La riqueza geológica, exclusiva de esta zona, es la principal baza de este Geoparque Mundial, que alcanza en las formaciones de la Cueva del Castañar su máxima expresión.

X. Comarcas de La Vera y Valle del Ambroz (Cáceres)

Comprenden estas tres comarcas la zona más septentrional de Extremadura, atravesadas por tres afluentes del río Tajo que riegan sus valles y fluyen arropados por las elevaciones de Tras la Sierra y Tormantos, auténticas divisorias naturales con puertos que dan accesos de una a otra a través, bien del de Honduras, que une el Jerte con el Ambroz, bien del de Piornal, para acceder de la zona jerteña a La Vera.

La comarca de La Vera goza de innumerables atractivos. Su clima, cultura y gastronomía, sus gentes y su hermosa naturaleza hacen de esta zona una de las más visitadas de Extremadura. La Vera se transforma para agradar al visitante en cualquier época del año. Sean cuales sean nuestros gustos habrá un sitio en La Vera preparado para satisfacerlos: senderismo, rutas culturales y gastronómicas, costumbres ancestrales, etc. Hasta la naturaleza se adorna con su mayor belleza para conquistar al visitante.

En cuanto a la Comarca del Valle del Ambroz se refiere, desde antiguo fue un auténtico cruce de caminos durante siglos, por lo que aquí se han establecido numerosas culturas que han enriquecido la comarca con destacables monumentos. El río Ambroz riega estas tierras desde las gargantas de donde se precipita hasta los valles, fertilizándolos con su agua. Esta abundancia ha originado piscinas naturales, pozas, charcas y un patrimonio de frondosos bosques. Además, se pueden encontrar un buen número de árboles singulares centenarios. Es una zona de bellísimos contrastes y excelentes rutas para recorrer a pie o para practicar deportes de aventura.

XI. Comarca de Miajadas – Trujillo, Cáceres, Montánchez – Tamuja

Se encuadran en esta zona de Extremadura situada en la zona más meridional de la Alta Extremadura, poblaciones ubicadas en torno a la penillanura trujillano-cacereña y a la sierra de Montánchez, máxima elevación de estas latitudes. Estas localidades se hallan situadas entre los vértices geográficos que marcan por una parte al norte las ciudades de Cáceres y Trujillo y al sur Miajadas y las estribaciones de la sierra de San Pedro, en su parte más oriental.

En lo que se refiere a la Comarca de Miajadas – Trujillo, se halla situada al este de la provincia de Cáceres, y debe principalmente su fama a que ha dado a la historia personajes como Francisco Pizarro, conquistador de Perú; Orellana, descubridor del Amazonas; Ñuflo de Chaves, fundador de la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra… Pero no es sólo tierra de aventureros ilustres, sino que posee unos bellos paisajes, fiestas destacadas, una rica fauna y un interesante patrimonio en el que destaca uno de los principales atractivos extremeños, la ciudad de Trujillo, cuya arquitectura palaciega es sólo uno de los hitos que reclamará la atención del viajero.

Por su parte, en la comarca de Sierra de Montánchez y Tamuja se pueden practicar todo tipo de deportes al aire libre, desde el ciclismo hasta el parapente pasando por la caza, pesca y los deportes náuticos. Las amplias dehesas, llanuras y huertas permiten entretenidos paseos. En el rico folclore de sus fiestas se unen religión, diversión y gastronomía. Su sereno paisaje está salpicado de riachuelos, charcas, molinos y templos. Su pasado nobiliario y su pertenencia a diversas órdenes de caballería, como la de Santiago o la de Malta, se reflejan en muchos blasones y edificios palaciegos. La naturaleza también ha legado sus propios monumentos, como La Terrona, una encina cuasimilenaria en Zarza de Montánchez, así como las famosas encinas La Nieta y La Solana.

XII. Comarca de Campo Arañuelo y Entorno del Parque Nacional de Monfragüe

Conforma esta zona al noreste de Extremadura el Campo Arañuelo, en el centro el Parque Nacional de Monfragüe y hacia el oeste, las poblaciones en torno a la autovía A-66 desde Cañaveral hasta Plasencia, cuyo trazado coincide en buena parte con la histórica Ruta de Vía de la Plata.

El protagonista absoluto de esta zona es el Parque Nacional  de Monfragüe, reserva de la Biosfera desde 2003. Incluye las dos orillas de un tramo del río Tajo y su encuentro con el Tiétar. Su rico ecosistema es una de las áreas de vegetación mediterránea mejor conservadas. En ella ha encontrado su hábitat ideal una extensísima gama de animales y plantas. Algunos de los primeros son especies amenazadas de extinción. Es, por ejemplo, una de las esperanzas del águila imperial ibérica o del lince. Su medio acuático posee especies endémicas, como el barbo comiza, la boga o el cachuelo.

Por su parte, la Comarca de Campo Arañuelo atesora variados paisajes que van desde fértiles tierras comprendidas entre los ríos Tiétar y Tajo hasta las zonas de dehesas y montes en el entorno del Parque Nacional de Monfragüe. Existen además numerosos campos de tabaco y regadío, así como amplias ganaderías. Todo ello en pleno equilibrio con el desarrollo de la actividad de la caza. Los atractivos monumentales son también numerosos, como la columnata del templo romano de Augustóbriga, el palacio de las Cabezas y el castillo medieval de Belvís de Monroy, por mencionar algunos. Se proponen tres rutas: una por el valle del Tiétar, otra por el del Tajo y una última por las cercanías de Monfragüe.

21982623


FIESTAS Y TRADICIONES

I. La Carrera de San Antón en Navalvillar de Pela “La Encamisá” (Badajoz). 16 y 17 de Enero. Fiesta de Interés Turístico Regional

Encamisá Cabecera artículo

La noche el 16 de enero se realiza la famosa Carrera de San Antón en la localidad pacense de Navalvillar de Pela. Y sabíais ¿Por qué? Dicen las crónicas populares que Navalvillar fue atacada por un numeroso ejército musulmán a los que la población intentó confundir haciéndoles creer que en la localidad había más habitantes de los reales, recurriendo para ello a la estrategia de encender numerosas hogueras y montando a caballo en mangas de camisa (de ahí el nombre de “La Encamisá”) gritando y galopando una y otra vez por los mismos lugares. Entonces… ¿No os gustaría conocer esta fiesta de Interés Turístico Regional? 

II. El Jarramplas en Piornal (Cáceres). 19 y 20 de Enero. Fiesta de Interés Turístico Nacional

Jarramplas

Como cada 19 y 20 de Enero se celebra en la localidad cacereña de Piornal, en pleno Valle del Jerte, la fiesta de El Jarramplas, hoy de Interés Turístico Nacional; fiesta de gran orgullo para los habitantes de esta localidad pues muchos de ellos esperan con paciencia su turno para hacer de Jarramplas. Esta es una de las fiestas más célebres de Extremadura de cuyo origen se sabe más bien poco pues existen varias teorías sobre el nacimiento de la fiesta que podría tener su origen incluso en épocas anteriores a la cristianización de esta zona. Una de ellas dice que el Jarramplas puedo ser un guerrero cristiano despreciado por el pueblo por pasarse a las tropas árabes en época de dominación musulmana. Otra teoría es que Jarramplas pudo ser un mártir que los judíos mataron por no renegar del cristianismo. De todas las interpretaciones populares, el triunfo del bien sobre el mal es una cuestión constante.

III. Las Carantoñas en Acehúche (Cáceres). 20 de Enero. Fiesta de Interés Turístico Nacional

A_LAS_CARANTONAS_11

Otra de las fiestas más célebres de Extremadura son las famosas Carantoñas que se celebran en la localidad cacereña de Acehúche los días 19 y 20 de Enero en honor a San Sebastián. “Las Carantoñas”, etimológicamente máscara o carátula, son hombres disfrazados con pieles sin curtir de ovejas o cabras, ceñidas a la cintura con una cincha. La cabeza va cubierta con máscaras realizadas también en piel, en las que se pueden observar orejas de animales, pimientos, colmillos, etc. Antiguamente, estas “carantoñas” llevaron una vara con muchas puntas, que hoy día ha sido sustituida por una rama seca de acebuche u olivo silvestre. La tradición popular dice que esta fiesta representa el martirio del Santo cuando, después de ser asaetado, las fieras del bosque en lugar de atarlo como santo que era, lo respetaron por lo que “las carantoñas” van delante de la imagen del santo, reverenciándola.

IV. Las Candelas (Almendralejo). 01 de Febrero. Fiesta de Interés Turístico Regional

Las-candelas-Almendralejo

Las Candelas es una fiesta que en Extremadura se vive de manera especial, pero es en la localidad pacense de Almendralejo donde cobra protagonismo visto desde un punto de vista histórico y patrimonial, y por supuesto turístico. En el siglo XVII ya encontramos algunos documentos que mencionan la celebración de la Fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria en Almendralejo, que conmemora el acto de purificación de la Virgen María después del parto de Jesús. Así las mujeres de la localidad o comarca que hubiesen tenido recientemente descendencia, se acercaban al templo a “presentarse”, igual que lo hizo la Virgen, y así purificarse madre e hijo.

V. Los Negritos de San Blas (Montehermoso). 2 y 3 de Febrero. Fiesta de Interés Turístico Regional

Los protagonistas de esta fiesta son San Blas y los “negritos” que son grupo de siete danzarines que con las caras tiznadas con corcha quemada y a los sones de sus castañuelas hechas de corazón de encina realizan unos fascinantes bailes. El componente burlesco del grupo es el “Palotero”, portador de un zurrón de piel con los palos y demás utensilios que se emplean en las danzas.

Existen diferentes versiones sobre los orígenes de esta celebración de manifiesta antigüedad. La versión más extendida cuenta que hace siglos una familia muy pobre, compuesta por siete hermanos, se acercaba a Montehermoso a pedir limosna el día de San Blas. Cada año interpretaban una danza ritual nueva. Pasados 16 años y habiendo interpretado 16 danzas distintas, pensaron que les reconocerían y decidieron pintarse la cara de negro para hacer creer que eran otros los que actuaban. Aún así fueron reconocidos y se les permitió regresar año tras años con la condición de que interpretasen todo el repertorio con las caras tiznadas.

VI. Ruta del Emperador Carlos V (Mancomunidad de la Vera). 3 de Febrero. Fiesta de Interés Turístico Regional

La Ruta del Emperador Carlos V es una ruta senderista (se puede hacer a pie o a caballo), un recorrido histórico, porque recrea el último viaje de Carlos V desde el castillo de los Condes de Oropesa (Parador Nacional de Turismo de Jarandilla) hacia el Monasterio de Yuste, lugar elegido por el monarca para pasar los últimos días de su vida en 1557. Además se considera como una Fiesta de Interés Turístico de Extremadura y cuenta con el Certificado de Itinerario Cultural Europeo del Consejo de Europa. Dos sellos de calidad, que hacen que cada año sea seguida por cientos de caminantes llegados de toda España y de países europeos.

VII. Carnaval Hurdano. 3 de Febrero (Fiesta de Interés Turístico Regional)

De un gran arraigo costumbrista y mítico, se conserva el carnaval hurdano como una de las fuentes históricas mejor guardadas. Es difícil establecer el origen y lugar propio del carnaval (se apunta más bien a la alquería de Cerezal como la esencia misma), pero sin duda, es el marco geográfico en su conjunto el que le da un carácter especial, rodeado de naturaleza y entremezclado con la arquitectura vernácula de piedra y pizarra.

VIII. Fiesta del Peropalo (Villanueva de la Vera). Desde el Domingo de Quincuagésima al Martes de Carnaval. Fiesta de Interés Turístico Regional

Comarca-de-la-vera-fiestas-700x350

Existen varias hipótesis en torno al origen de la Fiesta del Pero Palo. Una de ellas nos habla de que el Pero Palo bien podía tratarse de un guerrillero, que vivió por estas tierras en tiempos en los que las tropas cristianas fueron tomando estas comarcas a los musulmanes y fue hecho prisionero y ajusticiado después de ser sometido a diversos suplicios durante varios días. Otra hipótesis habla de un malhechor que al huir de la justicia debió refugiarse en la sierra de Credos y una vez hecho prisionero se le habría dado muerte a la forma usual que empleaba la Santa Inquisición. Una última hipótesis es la de los que creen que vienen a reproducir el proceso que aplicaba la Inquisición a los reos.

fot4_peropalo

IX. La Fiesta de los Carnavales en Extremadura: Carnaval de Campo Arañuelo (Cáceres) y Carnaval de Badajoz

El carnaval es una celebración que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana (que se inicia con el Miércoles de Ceniza), y que tiene fecha variable (entre febrero y marzo según el año). El origen de su celebración parece probable que esté en las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios romano del vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto.

El carnaval, aunque la Iglesia no lo admite como celebración de tono religioso, está asociado con los países de tradición católica, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes tienen tradiciones modificadas, como el carnaval danés. En España, el Carnaval es una antigua celebración festiva documentada desde la Edad Media y con una rica personalidad propia a partir del Renacimiento que ha quedado recogida en la literatura española y otras artes localizadas en los diferentes pueblos que componen el Estado Español.

Dentro de España existen Carnavales muy famosos como es el caso del Carnaval de Cádiz, de Santa Cruz de Tenerife o el Carnaval de Águilas (Murcia) que tienen la categoría de Interés Turístico Internacional; pero a menor escala existen otros que también tienen una gran importancia en Extremadura, como es el caso del Carnaval de Campo Arañuelo (Cáceres) con capital en la localidad de Navalmoral de la Mata que tiene la categoría de Interés Turístico Regional y por supuesto su homólogo pacense, los Carnavales de Badajoz, el máximo exponente del Carnaval en nuestra región y que orgullosamente luce la categoría de Interés Turístico Nacional siendo el tercero más importante de nuestro país.

X. Los Jurarramachos en Montánchez (Fiesta de Interés Turístico)

Montánchez celebra uno de los Carnavales más originales y arraigados con los Jurramachos como protagonistas. Durante la fiesta del Carnaval, salen a recorrer las calles y a revivir la esencia de esta fiesta: disfrazarse para ocultar su identidad y hacerlo con cualquier ropa en desuso que ya no utilicemos.

XI. El Carnaval de Ánimas en Villar del Pedroso (Fiesta de Interés Turístico)

El origen de esta fiesta se remonta al siglo XVII y las versiones orales transmitidas de generación en generación hablan de una batalla, en la que un general, hijo del pueblo, ante la superioridad del enemigo, se encomendó a las benditas Ánimas y les prometió, en caso de victoria, una función anual. Debido a su triunfo regresó al pueblo e instituyó la fiesta mitad militar, mitad religiosa, conocida como ‘Martes de Carnestolendas’, día grande del Carnaval de Villar del Pedroso. Entre los componentes de esta “singular” función destacan el general y la generala, el teniente y la tenienta, el bastonero y la bastonera, los sargentos y las sargentas y los tamborileros. Estos últimos son los que proceden a la recaudación de donativos que serán destinados para la celebración de la misa de las Ánimas.

XII. Fiesta de la Pedida de la Patatera (Malpartida de Cáceres). Martes de Carnaval. Fiesta de Interés Turístico Regional.

Esta fiesta tiene su origen a finales del siglo XIX, y radica en la costumbre de ‘pedir patatera’ por parte de los jóvenes, sobre todo quintos. El martes de Carnaval, los jóvenes celebraban la eminente llegada de la Cuaresma, pidiendo por las casas del pueblo viandas para después degustarlas en las ‘tabernas’ de la localidad. El embutido más económico y con el que más obsequiaban a los jóvenes era la patatera, producto elaborado con patata, grasa animal, carne de cerdo y pimentón. A partir de los años ochenta (concretamente en 1986), esta fiesta se recupera por algunas asociaciones y grupos de amigos de la localidad. Poco a poco, en esta fiesta comienza a participar gran número de personas, y la celebración toma un gran auge.

Esta fiesta, se ha convertido en el ‘Día Grande’ de Malpartida de Cáceres. Durante este día acuden a la localidad gran número de personas procedentes de pueblos de la comarca, así como de la capital cacereña. También gran número de turistas llegan atraídos por la originalidad de la celebración, la alegría y colorido de este Carnaval.

XIII. La Feria del Toro en Olivenza. Comienzos de Marzo. Fiesta de Interés Turístico Regional

Lo más granado del mundo del toro se da cita cada año, a comienzos de Marzo, en la comunidad pacense de Olivenza, para participar en un evento que por su calado y trascendencia a nivel nacional ostenta la declaración de Interés Turístico en Extremadura. La feria del Toro de Olivenza es una feria de referencia para el mundo del toro, no solo por ser el primer evento taurino del año a nivel nacional, sino también por sus carteles. Toreros de prestigio, escenario de alternativas de figuras que después fueron y son importantes, y por las ganaderías de renombre que aportan la calidad a un evento señero.

XIV. Matanza Tradicional en Llerena (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Regional

Llerena, capital de la Campiña Sur rinde homenaje a uno de los momentos más importantes de la cultura gastronómica extremeña con su Matanza Tradicional, Declarada de Interés Turístico Regional y con unas profundas raíces históricas. Los llerenenses tienen presente que después del decreto de expulsión de los judíos, a finales del siglo XV, la localidad contaba con un buen número de hebreos conversos. Para demostrar a todo el pueblo que se habían convertido al cristianismo, no había mejor manera que realizar la matanza del cerdo en plena calle y a la vista de los vecinos. Siglos después, este rito se repite de forma festiva.

XV. Jornadas Transfronterizas del Gurumelo (Villanueva del Fresno). Fiesta de Interés Turístico Regional

Desde 2007 Villanueva del Fresno, en plena Raya Extremeña, rayano rinde homenaje al gurumelo, una seta de primavera muy apreciada que crece en el suroeste peninsular. En esta localidad rayana, a un paso de la frontera con Portugal, conocen las posibilidades culinarias de su producto y ponen a la venta más de 2.000 kilos en su fiesta más multitudinaria. Durante esos días, numerosos bares y restaurantes del pueblo, pero también de las localidades vecinas del Alentejo, elaboran platos con un hongo que crece en las dehesas de encinas y alcornoques bajo las jaras, sobre todo, la jara pringosa (Cistus ladanifer). Las jornadas, que se celebran en marzo, incluyen salidas al campo, degustaciones, charlas micológicas.

XVI. Fiesta del Cerezo en Flor (Valle del Jerte). Segunda quincena de Marzo aproximadamente. Fiesta de Interés Turístico Nacional.

El origen de la fiesta se remonta a los años 70, cuando los 11 ayuntamientos de la comarca del Valle del Jerte deciden celebrar una fiesta a nivel comarcal que sirva de unión y confraternidad para los habitantes del Valle del Jerte y las comarcas vecinas. Se elige como fecha para su celebración el momento en que los más de un millón y medio de cerezos que hay en el valle florecen, dando así la bienvenida a la primavera para que venga cargada de frutos y prosperidad para todos. Los actos de la celebración se centran principalmente en dos pueblos de la comarca, cada año se van rotando, durante los 15 días que aproximadamente dura la floración.

XVII. La Semana Santa en Extremadura

En Extremadura, si hay una festividad que levanta pasiones y que se vive con intensidad, esa es la de la Semana Santa. Prueba de ello es la Semana Santa de Cáceres, cuya sobriedad y tradición le han hecho merecedora de ostentar el título de fiesta de Interés Turístico Internacional al igual la Semana Santa de Mérida, en la que se lleva a cabo un imponente viacrucis en su Anfiteatro Romano, uno de los muchos atractivos por los que también está reconocida como fiesta de Interés Turístico Internacional; sin olvidar la Semana Santa de Badajoz, ciudad que posee bellas obras de imaginería en sus templos, y es por ello que ostenta el título de Interés Turístico Nacional.

Las ciudades de Plasencia, Trujillo y Jerez de los Caballeros pueden también presumir de contar con algunas de las muestras de imaginería religiosa más importantes de Extremadura. Ello unido al fervor popular, la tradición y los bellos cascos históricos y monumentales por los que discurren los desfiles procesionales, les ha valido el reconocimiento como Fiestas de Interés Turístico de Extremadura.

La Pasión Viviente de Oliva de la Frontera, Los Empalaos, en Valverde de la Vera; junto al Chíviri, en Trujillo; La Carrerita, de Villanueva de la Serena; la Romería de Piedraescrita, en Campanario; y el Día de la Luz, en Arroyo de la Luz; todas fiestas declaradas de Interés Turístico de Extremadura, completan las celebraciones de la Semana Santa más destacadas de la región.

XVIII. La Pasión Viviente de Oliva de la Frontera (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Nacional

Durante la Semana Santa se representa en Oliva de la Frontera desde mediados de la década de los setenta la Pasión Viviente con guiones y montajes en los que participan un buen número de vecinos de Oliva. Año tras año, la representación ha ido adquiriendo mayor relevancia utilizándose como escenarios históricos las propias plazas, calles y rincones típicos de la población que cobra un especial ambiente religioso en los días centrales de su Semana Santa.

XIX. Los Empalaos de Valverde de la Vera (Cáceres). Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Existe documentación de la existencia de la Cofradía de la Pasión de Ntro. Señor Jesucristo a la que agregarán la de la Vera Cruz a la cual pertenecen los Empalados desde finales del siglo XVI. Esta Cofradía tenía sus actos de penitencia con claro signo disciplinario que realizaban los Hermanos de Disciplina que con el tiempo pasaron a llamarse “Empalaos”. El Hermano de la Luz que acompañaba al penitente recorriendo las calles de la población en la madrugada del Jueves al Viernes Santo es conocido en la actualidad como Cirineo. El Empalao era siempre, ya en esa centuria y posteriores, un hombre que por promesa o “manda” realizaba el acto penitenciario durante la procesión.

XX. La Fiesta del Chíviri en Trujillo (Cáceres). Fiesta de Interés Turístico Regional

Esta ancestral fiesta es también conocida como la fiesta de “La Pascua” y coincide con la tradicional celebración de la Pascua de Resurrección. Al son de este famosísimo estribillo: “¡Ay! Chíviri, chíviri, chíviri ¡Ay! Chíviri, chíviri, con!”, desde principios del siglo XIX, trujillanos y trujillanas danzan y bailan en la Plaza Mayor de Trujillo, ataviados con antiquísimos trajes de pastores que ellos adornan con un pañuelo rojo al cuello y las mozas con refajo picado.

XXI. La Carrerita de Villanueva de la Serena (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Regional

La Semana Santa en la  comarca de la Serena goza de gran solemnidad y tradición en sus desfiles procesionales. Fruto de las tradiciones populares nace cada año La Carrerita. De las Hermandades que participan en esta procesión, Hermandad de la Virgen de la Aurora y hermandad de Nuestro Señor Cristo Resucitado hay datos que nos remiten a fechas cercanas al siglo XVIII. Amanece el Domingo de Resurrección en Villanueva de la Serena y el pueblo entero se prepara para La Carrerita; los que han pasado la noche en vela y los que sin ninguna pereza, fieles a su tradición rompen el sueño. Niños, jóvenes y mayores se van concentrando masivamente en la Plaza de España, respetando el pasillo central por el que se desarrollará “La Carrerita” cuando María tras una intensa semana de pasión, corre al encuentro de su Hijo Resucitado.

XXII. Día de la Luz. Las Carreras en Arroyo de la Luz (Cáceres). Fiesta de Interés Turístico Regional

La fiesta de Las Carreras de Arroyo de la Luz está relacionada con la celebración de la festividad de su Patrona, la Virgen de la Luz, y que conmemora igualmente la victoria sobre las tropas musulmanas en 1229 del rey Alfonso IX de León. La costumbre local de acompañar a la Patrona hasta la ermita con carros, carretas o a lomos de caballería traería, con el tiempo, las primeras carreras entre los jinetes a la vuelta de los actos religiosos, así como la de poder contemplar la vistosidad de las caballerías enjaezadas que pasaban por la calle principal de Arroyo de la Luz, la célebremente conocida La Corredera.

XXIII. Romería de Piedraescrita en Campanario (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Regional

Es una de las romerías más celebradas en la comarca extremeña de La Serena. Uno de los principales atractivos es el Concurso de Carrozas, que el día de la Romería a las diez de la mañana, el pueblo y miles de visitantes se concentran para contemplar en la Plaza de España y el Parque de la Constitución. Cuenta la leyenda, que en el siglo XIII se encontró la imagen de una Virgen oculta y sepultada bajo una piedra de granito, que resultó ser un ara funeraria romana en la que se podía leer una inscripción en latín; en ella se expresaba el deseo de dedicar dicha ara “a Lucio Valerio Lucio Fabio Calixto, Silvano Victello Valeriano: Vencedores”. En el lugar donde fue encontrada se construyó una ermita en el siglo XV, y en el XVI se amplió e instaló la primitiva imagen junto con la piedra escrita fechada en siglo III d. de Cristo. En diversas fuentes se hace mención a la imagen, a la ermita y a la Romería que en su honor se celebra el Lunes de Pascua.

XXIV. Bajada y Novenario de la Virgen de la Montaña (Cáceres). Fiesta de Interés Turístico Regional

 Sin duda alguna la bajada y posterior Novenario de la Virgen de la Montaña, Patrona de la ciudad de Cáceres, es uno de los momentos más importantes del calendario religioso de la ciudad, siendo este recientemente declarada como Fiesta de Interés Turístico Regional aunque su origen se remonta, según las fuentes, hacia 1641; y es un evento que congrega a miles de cacereños y visitantes engalanándose las calles de la ciudad para tal ocasión.

XXV. Fiesta de la Chanfaina de Fuente de Cantos (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Regional (Último Domingo de Abril).

La población de Fuente de Cantos, cuna del famoso pintor Francisco de Zurbarán, uno de los mejores representantes españoles del naturalismo, es la anfitriona de un festejo cuya celebración atrae en el último domingo de abril a miles de personas, en torno a una ceremonia popular que consiste en la elaboración y posterior degustación de un típico plato de la zona, la “chanfaina” de cordero. La utilización del cordero nos habla de un origen claramente relacionado con la trashumancia, tan propia de estas tierras extremeñas que durante siglos fue territorio elegido por la Mesta como zona propicia para la crianza del ganado merino, tan abundante en la Península Ibérica.

La Chanfaina de Fuente de Cantos (1)

XXVI. Fiesta de la Santa Cruz en Feria (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Regional (Del 27 de Abril al 3 de Mayo).

El origen de la fiesta de la Santa Cruz de Feria fue en principio la celebración del día del nacimiento de Doña Ana de la Cruz Ponce de León, esposa del cuarto conde Don Pedro Fernández de Córdoba y Figueroa, el 3 de mayo al que se fue asociando con el paso de los años la celebración del día de la Santa Cruz, sin duda una de las manifestaciones religiosas populares más antiguas de Extremadura. Ya desde la Edad Media, la costumbre es que días antes a la fiesta, las mujeres y niños llamados “coritas” comiencen a fabricar en secreto sus cruces que una vez terminadas llevarán a la Iglesia Parroquial donde estarán expuestas del dos a tres de mayo. Otra tradición de esta fiesta es “La Entrega”, donde se escenifica la búsqueda del Lignum Crucis por Santa Elena, madre del que fuera Emperador romano Constantino, explicada popularmente en 96 coplas.

XXVII. Romería de San Isidro en Fuente de Cantos (Badajoz) y Valencia de Alcántara (Cáceres). Fiesta de Interés Turístico Regional  (15 de Mayo).

La festividad de San Isidro Labrador, patrón de los agricultores, se celebra desde antaño en muchas poblaciones agrícolas de Extremadura. En esta festividad se realizaban actos religiosos que culminaban con la procesión del Santo por las calles de la población. En el caso de Fuente de Cantos (Badajoz) sería a partir de 1941 cuando se decidió celebrar la festividad en el campo, para lo cual se organizó la llamada Romería de San Isidro a la vez que se construyó en el paraje conocido por la población como “Martá” una ermita para el culto al Patrón. Sin embargo en Valencia de Alcántara (Cáceres) sería ya en 1958, cuando  la Hermandad de Labradores y Ganaderos de Valencia de Alcántara inició una serie de actos extraordinarios dedicados al Patrón de los agricultores, San Isidro Labrador. Entre estos actos comenzó a destacar el Concurso de Carrozas, con participación incluso de las poblaciones vecinas de Portugal. Año tras año ha ido aumentando el número de asociaciones, peñas o grupos familiares que durante semanas preparan con entusiasmo sus carrozas con motivos agrícolas o festivos.

XXVIII. La Batalla de la Albuera, La Albuera (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Regional (16 Mayo o el fin de semana más próximo al 16).

La Batalla de la Albuera, ahora fiesta de Interés Turístico Regional, fue un enfrentamiento bélico que tuvo lugar en la localidad pacense de La Albuera el 16 de mayo de 1811 en el marco de la Guerra de la Independencia española, y que enfrentó a fuerzas aliadas compuestas por tropas españolas y anglo-portuguesas contra el ejército del Imperio francés, incluyendo un regimiento polaco del Ducado de Varsovia, al mando de mariscal Soult.

Cada 16 de Mayo se celebra la recreación histórica de la batalla que lleva el nombre de esta población con espectaculares formaciones de infantería y caballería de distintos países, el colorido de uniformes y emblemas, el ruido de las armas y el olor a pólvora. La vistosidad de los uniformes, la especial forma de combatir, el ruido y humo de las armas, y lo espectacular de las formaciones de infantería y caballería, son un reclamo suficiente para que cada año sea presenciado por miles de personas que entre asombradas y curiosas disfrutan de una novedosa visión de los hechos históricos.

XXIX. Fiesta de la Octava del Corpus en Peñalsordo (Badajoz). Fiesta de Interés Turístico Regional (sábado y Domingo de Octava del Corpus).

Esta demostración religiosa el día del Corpus en Peñalsordo, tiene su origen en los hechos acaecidos en el siglo XVI durante la sublevación de los moriscos en la Alpujarra que contó con otros levantamientos por diversos lugares de la Península, como el que tuvo lugar en la vecina localidad de Capilla y que dio como fruto la conquista del castillo por parte de estos moriscos. Tras varios intentos vanos por parte de las tropas cristianas para reconquistar el baluarte perdido, éstos se encomendaron a la ayuda divina del Santísimo Sacramento y, según la tradición popular, el enemigo fue vencido. En señal de agradecimiento fue fundada una Cofradía compuesta, en principio, por los mismos soldados que lucharon en la zona del castillo. En conmemoración de aquellos hechos históricos, el sábado de la Octava del Corpus todos los cofrades montados en sus caballerías se van congregando al atardecer al grito de ¡Alabado sea el Santísimo Sacramento!

XXX. De la Luna al Fuego (Zafra). Fiesta de Interés Turístico Regional (del 21 al 30 de Junio)

Se trata de un acontecimiento intramuros donde se recrea el ambiente urbano mercantil de los siglos XVI al XVIII a la vez que celebraciones tradicionales como el Corpus o “la mojá de varas” de la misma noche de San Juan. La luna recuerda los orígenes históricos de la fiesta del Corpus, que desde el siglo XVI adquirió una gran espectacularidad en Zafra y en la actualidad se celebra con un alfombrado de flores en las calles. Por otro lado, el fuego es el símbolo de las fiestas de San Juan (la del solsticio de verano). Además en esta localidad se celebra desde 1935 la feria de San Juan (la más antigua de la ciudad).

XXXI. Fiesta de los Toros de San Juan (Coria). Fiesta de Interés Turístico Regional (del 23 al 29 de Junio)

La leyenda histórica cuenta como a la ciudad le fue otorgado el privilegio de lancear un toro el día de la festividad de San Juan concedido por el rey Alfonso VII El Emperador en 1142 tras la victoria conseguida por las huestes cristianas contra las tropas sarracenas en la Batalla del Algodor. En cierta ocasión el toro se escapó de la plaza mayor siendo corrido por las calles de la ciudad cerrada a intramuros, de la cual proviene la tradición de correr los toros dentro de este recinto amurallado defensivo.

XXXII. Fiesta de los Conversos (Hervás). Fiesta de Interés Turístico Regional (del 4 al 7 de Julio)

La localidad cacereña de Hervás se viste de gala cada verano para conmemorar un acontecimiento histórico local, las vicisitudes sufridas por los hervasenses de origen hebreo tras el edicto de expulsión dictado por los Reyes Católicos en 1492. Y lo hacen a través de diversas expresiones teatrales y actividades complementarias, que los propios vecinos de este pueblo interpretan en el barrio judío de Hervás, y que culminan con la representación de una obra teatral sobre esta temática, que va cambiando cada pocos años. Un pasado que no ha olvidado y que puedes experimentar en primera persona al pasear por sus callejuelas, cuya ambientación, en especial la de su barrio judío, te retrotraerán al siglo XV.

XXXIII. Boda Regia (Valencia de Alcántara). Fiesta de Interés Turístico Regional (del 28 de julio al 5 de Agosto)

La localidad cacereña de Valencia de Alcántara se engalana cada verano para evocar un hecho histórico: la boda celebrada en 1497 entre la Infanta Isabel, primogénita de los Reyes Católicos, y el rey portugués Don Manuel El Afortunado, gran impulsor de los descubrimientos lusos en Brasil, África y Asia. Este enlace unió, aunque por un breve periodo de tiempo, los reinos de Castilla, Aragón y Portugal.

XXXIV. Martes Mayor (Plasencia). Fiesta de Interés Turístico Regional

Y es que alrededor de este mercado crece un sentimiento de júbilo que antaño estallaba tras la cosecha, cuando los pastores y agricultores realizaban sus diferentes transacciones comerciales. No pierdas la oportunidad de unirte a ellos y rememorar ese arraigado espíritu de fraternidad.  Esta tradición se ha mantenido a lo largo del tiempo y ha adquirido un tono festivo que le confiere un cierto toque de modernidad, algo que seguro te atraerá y te hará disfrutar de las delicias de los productos agrícolas, frutas, verduras y hortalizas de este lugar, así como de sus dulces y sus licores. La atmósfera festiva completa esta jornada, en la que la gente baila al son de canciones populares amenizadas por la música del tamboril, que perdura como signo de identidad de esta celebración que, aunque con el paso de los años ha cambiado de nombre o fecha, continúa esencialmente inalterada, propiciando que los habitantes de la comarca se reúnan y compartan unas horas de alegría y diversión.

XXXV. Festival internacional de la Sierra (Frenegal de la Sierra). Fiesta de Interés Turístico Nacional

Cada verano, a mediados de agosto, Fregenal celebra su Festival Internacional de la Sierra, que ostenta el título de Fiesta de Interés Turístico Nacional. Y es que el FIS te ofrece una de las mejores opciones si eres amante de la cultura popular y disfrutas de la música y danza tradicionales, porque durante una semana, grupos folclóricos de todo el mundo se reúnen en esta localidad para dar a conocer las raíces de su tierra a través de la música. De la programación, también destacan las actuaciones nocturnas que se dedican al folk en el Paseo de la Constitución, amenizadas con un mercado dieciochesco. Pero otro de los platos fuertes del FIS son las dos noches flamencas, en las que importantes figuras del cante y del baile muestran su arte, el hermoso claustro del convento de San Francisco. Talleres musicales, concursos gastronómicos, mercados de antigüedades o de artesanía forman también parte de las actividades del Festival Internacional de la Sierra.

XXXVI. Fiesta de la Enramá (Pinofranqueado). Fiesta de Interés Turístico Regional (17 al 19 de Agosto)

Cada año, por San Bartolomé, los mozos y mozas de esta población se emparejan por sorteo para favorecer futuros noviazgos. Son los chicos los que asisten al sorteo que se celebra la víspera de San Bertol en el torreón y en la que el “cantaol” va sacando las papeletas con los nombres al grito de “con quien digo” y respondiendo “con quien diré”, mencionando el nombre del chico o chica sorteado. De esta manera se produce el emparejamiento, que debe “ir bien” para aprobarse definitivamente. Los mozos se preparan para rondar a la moza que le tocó en suerte el día de San Bartolomé, cuando a ritmo de tamboril irán en busca de su pareja. La moza le coloca la enramá (un ramillete de flores) en la solapa de su chico. Más tarde, todas las parejas se reúnen en la plaza del pueblo para bailar la “jota del arco”, en la que los brazos entrelazados de las parejas forman un arco bajo el que una tras otra van pasando hasta dar la vuelta completa a la iglesia. El día termina con una verbena popular.

XXXVII. Representación del Alcalde de Zalamea (Zalamea de la Serena). Fiesta de Interés Turístico Nacional

El Alcalde de Zalamea es una fiesta popular que se basa en una de las obras más importantes del Siglo de Oro español, en la que actúan o colaboran todos los vecinos del pueblo de manera entusiasta año tras año. Son los propios vecinos de Zalamea de la Serena, los que dan vida a la obra teatral homónima de Calderón de la Barca en la Plaza de la Constitución de Zalamea, durante la segunda quincena del mes de agosto, rememorando así la historia de la localidad. Además del teatro, esos días las calles de Zalamea de la Serena se llenan de fiesta. Los vecinos, de todas las edades, recrean un mercado artesanal y un mercado infantil en el castillo y en las calles de “arribalavilla”, en el que también se encuentran todo tipo de  personajes propios de la época: ciegos y lazarillos, trovadores y pasacalles.

XXXVIII. Festival Medieval de Alburquerque. Fiesta de Interés Turístico Regional

Cada verano, las calles de Alburquerque, vigiladas desde lo alto por el grandioso castillo de Luna, se engalanan para acercar a nuestros días la forma de vida de las gentes de la Edad Media. Así que, si decides viajar a esta localidad durante la segunda quincena de agosto,  viajarás atrás en el tiempo y te sumergirás en la vida y las costumbres de árabes, judíos y cristianos en aquella época gracias a este Festival Medieval Villa de Alburquerque, que además está considerado Fiesta de Interés Turístico de Extremadura. Y es que al traspasar los límites del recinto amurallado para adentrarse en el barrio medieval de Alburquerque, el viajero se ve transportado a los años en que Doña Inés de Castro y Don Pedro Cruz vivieron su historia de amor, hilo conductor de esta vistosa fiesta. Obras de teatro, representaciones, conciertos, mercados, casas de ambientación medieval,  visitas guiadas por la villa y pasacalles son algunas de las actividades que ofrece este festival.

XXXIX. Fiesta de la Tenca (Mancomunidad Tajo-Salor). Fiesta de Interés Turístico Regional

El Día de la Tenca, fiesta de Interés Turístico de Extremadura, se celebra cada año en un pueblo distinto de los quince que forman la Mancomunidad Tajo-Salor: Alcántara, Aliseda, Arroyo de la Luz, Brozas, Casar de Cáceres, Garrovillas, Hinojal, Malpartida de Cáceres, Mata de Alcántara, Monroy, Navas del Madroño, Piedras Albas, Santiago del Campo, Talaván y Villar del Rey. El día de la tenca se convierte así en un elemento unificador entre todos los municipios haciendo de ésta una fiesta un lugar para el intercambio de múltiples manifestaciones culturales. El municipio anfitrión de la fiesta (este 2018 será el Casar de Cáceres) ofrece actividades muy diversas a los asistentes, como exposiciones, visitas turísticas o muestras de artesanía. Pero los tres elementos esenciales de la fiesta son: la degustación de tencas, el concurso de pesca, el concurso de gastronomía y la entrega de la Tenca de Oro.

XL. Vendimia Tradicional y “Velá” de la Virgen de la Coronada (Villafranca de los Barros). Fiesta de Interés Turístico Regional

Desde hace más de 10 años se celebra La Fiesta de la Vendimia en Villafranca de los Barros debido a la cultura vitivinícola con tanto arraigo en la zona de Tierra de Barros. Para tratar de potenciar el vino se intentó integrar esta fiesta en las solemnidades de la Tradicional “Velá” de la Virgen de la Coronada varias veces centenarias que coincide en fechas con el comienzo de las faenas propias de la vendimia y el Día de Extremadura. Villafranca de los Barros se vuelca para honrar a su Patrona, disfrutar con sus tradiciones y festejar, junto a numerosos visitantes La Fiesta de la Vendimia y Tradicional “Velá” de la Virgen Coronada, uniendo tradición con modernidad, devoción con visión comercial, campo y ciudad, identidad regional con sensaciones musicales.

XLI. Día del Jamón (Monesterio). Fiesta de Interés Turístico Regional.

El Día del Jamón es un acontecimiento de índole gastronómico que gira en torno al jamón y los productos del cerdo ibérico que se viene celebrando de forma consecutiva desde 1990 en Monesterio. La fiesta surgió para promocionar a nivel nacional e internacional los productos derivados del cerdo ibérico e informar a los ciudadanos sobre las características de estos productos.

XLII. Capeas de Segura de León (Segura de León). Fiesta de Interés Turístico Regional.

Existen referencias a la celebración de la fiesta de Las Capeas desde el siglo XVI en la población pacense de Segura de León que por su situación geográfica dispuso siempre de vacas cerriles o “de huelga” que se refiere al ganado que no se emplea para el trabajo y que puede servir para la diversión. Estas fiestas se celebran en honor al Cristo de la Reja en el mes de septiembre cuando los lugareños torean en la plaza principal un buen número de reses para jolgorio y disfrute de la población.

XLIII. Fiesta de la Hispanidad (Guadalupe). 12 de Octubre. Fiesta de Interés Turístico Nacional

Cada 12 de Octubre, se celebra el Aniversario de la Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe como Reina de la Hispanidad, acto que se hizo coincidir con el aniversario de la llegada de las naves de Colón a las tierras americanas el 12 de Octubre de 1492. Se hizo así porque la Virgen de Guadalupe es la advocación mariana que, de la mano de conquistadores, misioneros y colonizadores, más se expandió por la América Hispana. En Guadalupe, Colón se entrevistó con los Reyes Católicos antes de su partida y desde aquí se expidieron por la Reina Isabel las cartas en las que se urgía el equipamiento y partida de las naves. Después Colón, a su regreso, visitó Guadalupe y fue aquí en 1496, dónde fueron bautizados los primeros indios, Cristóbal y Pedro, traídos desde América por el Almirante. Antes, en 1493, en virtud del cumplimiento de una promesa, Colón impone el nombre de Guadalupe a una isla de las Antillas. En 1929, se funda la Guardia de Honor que actualmente es conocida como Real Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe que se comprometen a que este hecho y este día sea inolvidable para generaciones futuras.

XLIV. Festival del Otoño Mágico (Valle del Ambroz). Del 26 de Octubre al 25 de Noviembre. Fiesta de Interés Turístico Nacional

El Valle de Ambroz celebra el otoño con un amplio programa de actividades para ayudarte a conocer mejor este enclave único. Este festival nació con el objetivo de potenciar el turismo de la comarca más allá del calendario estival, con el paso de los años ha adquirido tal relevancia que ya es Fiesta de Interés Turístico Nacional. El Valle del Ambroz es un lugar muy especial para vivir los olores, colores y sabores del otoño.

XLV. Mercado Medieval de las Tres Culturas (Cáceres).  Del 15 al 18 de Noviembre

Medieval-Caceres

Revive la época medieval en el casco antiguo de Cáceres con actividades y espectáculos para todos los públicos. En la segunda semana de noviembre de cada año llega a Cáceres el Mercado medieval de las 3 culturas. Cada otoño se mezclan la cultura cristiana, judía y árabe en el casco antiguo de Cáceres a través de diferentes actividades como: exposiciones, exhibiciones, música, teatro, puestos de artesanía y gastronomía. Una ocasión inigualable para regresar al medievo y conocer las culturas que convivían en la ciudad con animación y espectáculos callejeros que acompañan un sinfín de actividades. Un fin de semana al aire libre para introducirse en la época medieval para todos los públicos.

XLVI. Fiesta de los Escobazos (Jarandilla de la Vera). 07 de Diciembre. Fiesta de Interés Turístico Regional

El origen de la fiesta, según los mayores del lugar, está motivado por la expresión de júbilo por parte de los pastores de la zona que tras largas temporadas de trabajo en la sierra volvían al pueblo, celebrándolo con un intercambio de escobazos como señal de saludo y alegría. Otros apuntan a que estas celebraciones se hacían en agradecimiento a la Virgen de la Inmaculada una vez concluidas las faenas agrícolas de otoño y se conserva la creencia de que las caballerías que asisten a la procesión de la Virgen quedan protegidas contra los males durante todo el año. Sea como sea, cada siete de diciembre, se celebran los escobazos, una fiesta declarada de interés turístico regional por su singularidad.

XLVII. Fiesta de La Encamisá (Torrejoncillo). 07 de Diciembre. Fiesta de Interés Turístico Nacional

Existen tres versiones sobre el origen de estas fiestas de La Encamisá en Torrejoncillo. Una dice que el origen es la conmemoración de un hecho acontecido a un capital torrejoncillano, Ávalos, que luchó en la batalla de Pavía y para camuflarse en zonas de nieve utilizaron sábanas blancas y volvió de la batalla gracias a la intercesión de María Inmaculada. Otra habla de la toma del Castillo de Portezuelo por las tropas de Alfonso IX en el siglo XIII y otras de que estas fiestas surgieron como recuerdo a una batalla celebrada un 7 de diciembre en la que un grupo de torrejoncillanos se encomendaron a María Inmaculada y, cubriéndose con sábanas blancas, lograron salvar sus vidas. Fuera como fuese, cada año en la víspera de la Inmaculada Concepción, cientos de torrejoncillanos se echan a la calle para celebrar La Encamisá, una fiesta popular de esta localidad que está considerada de Interés Turístico Nacional.


RUTAS HISTÓRICO – ARTÍSTICAS o NATURALEZA

Estas rutas turísticas están hechas para vivir una experiencia única, para vivir un turismo de sensaciones; desde sentir la riqueza ecológica de Extremadura con sus Parques Nacionales y Naturales, hasta poder sentirse como un romano o uno de nuestros famosos conquistadores del Nuevo Mundo tal como Hernán Cortés o Francisco Pizarro.

I. La Vía de la Plata en Extremadura

image

Esta calzada romana, parte del camino denominado Iter Ab Emerita Caesaraugusta – de Mérida a Zaragoza, fue construido en la época del Emperador Augusto. La Vía de la Plata partía de Mérida y terminaba en Astorga, continuando hacia el Norte hasta Gijón y hacia el Sur hasta Sevilla, coincidiendo en gran parte con el actual trazado de la A-66. A lo largo de su recorrido se encontraban las posadas o mansio y los miliarios, que indicaban las distancias de las ciudades más próximas y las del principio y fin de la vía. Era fundamental para el traslado de mercancías y de tropas.

Hoy día la Ruta de la Plata, con una extensión de 300 km, actúa como eje vertebrador de Extremadura, ya que la cruza de Norte a Sur, comunicando las localidades de Baños de Montemayor, Hervás, Plasencia, Monfragüe, Cañaveral, Cáceres, Aldea del Cano, Mérida, Almendralejo, Villafranca de los Barros, Zafra, Fuente de Cantos y Monesterio, enlazando un importante patrimonio cultural y paisajístico.

4ee89f156ab32bcf77d4e4fe43051da5

II. La Presencia Sefardita en Extremadura: Ruta de las Juderías (Red de Juderías de España “Caminos de Sefarad”)

l_logotipo

Desde nuestro blog podemos decir a través del presente trabajo que elegimos las huellas de judíos. De sabbaths. De arcas sagradas abrazando la Torá y presidiendo el templo. De umbrales con luz recordando el Pésaj, la Pascua judía, de panes sin levadura, cordero asado y manojo de hisopo. El éxodo que ha caracterizado al pueblo judío y que lo trajo a Extremadura huyendo de Andalucía y Portugal…

“Partieron los hijos de Israel (…) y grande multitud de toda clase de gentes, y ovejas, y muchísimo ganado”, salieron de “la opresión con que los oprimían” hacia “una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel”. Éxodo

III. Encuentro entre dos Mundos “España y América”. Ruta de los Conquistadores

20140622120540-francisco-pizarro-y-hernan-cortes

A través de esta ruta el visitante podrá conocer más sobre Extremadura, sus pueblos, su cultura, su gastronomía, reviviendo a la vez las hazañas de exploradores o conquistadores extremeños como Vasco Núñez de Balboa; o espacios naturales como el Parque Nacional de Monfragüe, el Parque Natural del Tajo Internacional o la Sierra Suroeste. Los descubrimientos tendrán en Extremadura numerosos e importantes personajes tales como Hernán Cortés, Pizarro, y otros muchos, que se convertirán en protagonistas extremeños universales del siglo XVI español, contribuyendo éstos en gran medida a que se hiciera realidad el denominado “Encuentro entre dos mundos: España y América”.

IV. La Presencia de los Caballeros Templarios en Extremadura

cropped-182496_396819843731603_1706452617_n-copia3

La tradición nos ha rescatado de la Orden del Temple grandes tesoros, conocimientos ocultos y otros misterios. Signos y símbolos tallados en la piedra de las numerosas construcciones diseminadas por nuestra geografía que nos habla de los grandes enigmas del cristianismo. El Arca de la Alianza, el Grial, riquezas traídas de Jerusalén y numerosas reliquias supuestamente pertenecientes a Jesucristo y a cuantos le rodearon. Pero la realidad posiblemente sea otra. Tal vez fueran los mismos caballeros los que alimentaran su propia leyenda para conseguir el poder que llegaron a ostentar. Dos siglos de primacía y un cruento final, en algunos casos.

V. Las Ciudades Patrimonio de la Humanidad en Extremadura (Cáceres, Guadalupe y Mérida)

logo-vector-ciudades-patrimonio-de-la-humanidad

En Extremadura, muchas de las calles, plazas y monumentos que componen la región guardan entre ellos leyendas y tesoros escondidos de gran valor histórico y artístico. Extremadura atesora grandes enclaves de gran valor patrimonial, un valor reconocido por la Unesco quien los ha declarado bienes Patrimonio de la Humanidad. Un legado que nuestros antepasados dejaron y que se conserva a día de hoy para que podamos seguir disfrutando de algunos de los elementos arquitectónicos y artísticos más espectaculares del mundo. Tesoros que permiten hacer un recorrido histórico por los rincones más valiosos de Extremadura.

humanidad--575x323

VI. Ruta de los Grandes Embalses de Extremadura (Comarcas de La Siberia y La Serena)

Esta ruta guiará al viajero por las comarcas de La Siberia y la Serena, en la zona Este de Extremadura. Unas comarcas en las que el agua es uno de los principales protagonistas. Cinco grandes embalses han convertido la zona en un paraíso para las aves y para los amantes de los deportes acuáticos. Situados en la zona del este de Extremadura, entre las comarcas de La Serena y La Siberia, los cinco embalses ofrecen un atractivo paisaje del que podemos disfrutar en cualquier época del año. Ya sea en verano o en invierno ofrece al visitante una experiencia única.


GASTRONOMÍA EXTREMEÑA

(DENOMINACIONES DE ORIGEN)

I. ¿Qué significan las Denominaciones de Origen en Extremadura?

Las denominaciones de origen constituyen en cierta forma la punta de lanza de los alimentos y materias primas de la gastronomía extremeña.  Al estar regulados ofrecen al consumidor una garantía de su calidad y origen. Son sólo una muestra de la gran variedad y calidad de los productos agrícolas y ganaderos de la región ¿Quereis saber cuáles son las principales denominaciones Origen en Extremadura?

imag_1964_denominaciones_origen_extremadura

II. Ruta del Jamón Ibérico. Denominación de Origen Dehesa de Extremadura

imag_1973_jamon_dehesa_de_extremadura

La Denominación de Origen “Dehesa de Extremadura”, se ha convertido en la garantía de la representatividad y seriedad de nuestros jamones que hoy compiten con los mejores productos de otras Denominaciones, en franca ventaja de calidad, adornada ésta con el reconocido valor dietético que recientes e importantes trabajos de investigación, otorgan al jamón ibérico como compendio de la dieta mediterránea.

Tan imposible es hablar del buen jamón sin pensar en el cochino ibérico, como imposible es imaginarse a éste fuera de la dehesa hocicando en busca de las bellotas. Ésta es una ruta gastronómica que girará en torno al jamón ibérico como producto emblemático nacido del cerdo, pero que posará su mochila viajera al pie de mesas y mostradores donde el cochino se mostrará esplendoroso en cualquiera de sus variedades chacineras tan dispares y diversas como el arte y el gusto de las matanceras que las aliñaron. Es éste del cerdo un mundo tan lleno de sabores, olores y colores que sólo se puede explicar paseando por la naturaleza que lo acoge.

III. Ruta del Vino. Denominación de Origen Ribera del Guadiana

3771626739_19421736a7

Extremadura cuenta con 77.844 Ha. de viñedo aproximadamente (4.850 Ha. en Cáceres y 72.994 Ha. en Badajoz) divididas en seis comarcas vitivinícolas, que hoy se integran en la Denominación de Origen “Ribera del Guadiana”. La ruta del vino está trazada más con el afán de no dejar fuera ninguna comarca que pensando en el viajero que recorrerá una extensa zona del centro y sur de la región, rica y variada gastronómicamente.

IV. Ruta del Queso de Cabra. Denominación de Origen Queso de Los Ibores

De todos los quesos extremeños de cabra los más reconocidos son los de la Sierra de los Ibores, protegidos hoy por una Denominación de calidad que garantiza su fiabilidad y comercialización. El queso de cabra se ha incorporado a la cocina extremeña, conjugándolo en numerosas recetas tanto de ensaladas como de acompañamiento de nuestras carnes de la dehesa.

Su ruta gastronómica está muy influenciada por la cocina del Monasterio de Guadalupe, cuyos fogones representaron toda una filosofía en la forma de comer y cocinar de los siglos XV y XVI, que tendrá luego una repercusión importantísima en la cocina de creación. Siendo una cocina culta, para reyes, señores y priores, supo saltar el dintel del Monasterio y llegar a los fogones populares. Aún hoy el Monasterio posee una hospedería de excelente altura culinaria, en cuyos comedores se pueden disfrutar recetas ancestrales de la cocina conventual, como el ajo de bacalao, la tortilla cartujana, las pitorras al estilo de Guadalupe o las roscas de muégano.

V. Ruta del Queso de Oveja. Denominación de Origen Queso de La Serena y Denominación de Origen Torta del Casar

De tanta buena oveja tenía que salir un queso excelente. Todos los indicios históricos conducen a la idea de que la oveja merina es un animal autóctono de estas tierras, ya que es conocida en Extremadura siglos antes que en otras latitudes. Su adaptación a la geografía extremeña, tanto a la dehesa como a los extensos pastizales, la convierten en un elemento imprescindible y valioso de todo el ecosistema regional, siendo esencial su papel como factor regenerador y fertilizante de las capacidades de las tierras donde pasta.

Por un lado tenemos el Queso de la Serena que procede exclusivamente de leche de oveja merina, elaborándose de forma artesanal, con leche cruda, sin pasteurizar, con una maduración mínima de 60 días. Se precisa la producción de 15 ovejas para hacer un kilo de queso, dada la escasa producción diaria de leche por animal, aproximadamente 0´3 litros. Pero no sería justo que al hablar de la “Torta de la Serena” no dedicáramos una mención de familiaridad y protocolo a su hermana “la Torta del Casar de Cáceres”, idéntica en todo y digna de los mismos elogios.

VI. Ruta del Pimentón. Denominación de Origen Pimentón de la Vera

Esta ruta recorre los caminos de un producto netamente extremeño. No en balde la historia recoge su nacimiento en estas tierras. El pimiento llega a España de la mano de Cristóbal Colón que, junto con otros frutos, se lo ofrece a los Reyes Católicos en el Monasterio de Guadalupe. Los monjes, a la vista de sus bondades gastronómicas, no olvidemos que Guadalupe era la cuna de la mejor cocina conventual de España, lo distribuyen y difunden por otros conventos, siendo los Jerónimos del Monasterio de Yuste los primeros en desecar el pimiento y utilizarlo como conservante. Así, el pimentón está ligado a la Vera, una comarca privilegiada por la naturaleza, regada por el río Tiétar que la atraviesa por torrentes y gargantas y cuyo microclima permite que, junto a espléndidos bosques, florezcan fértiles vegas.

VII. Ruta del Cordero. Denominación de Origen Corderex “Cordero de Extremadura”

Casi podemos recorrer la ruta acompañando al Maestre de la Orden de Santiago, mientras recorría la campiña visitando los muchos enclaves e intereses que tenía la Orden en el sur de la provincia de Badajoz. Tierras éstas en las que romanos, árabes y viejos cristianos tejieron una red de usos y costumbres, tan mezcladas y colaboradoras que son difíciles de deslindar. Igual pasó con los olores y los sabores de los pucheros que hervían en las cocinas de la campiña, tan llenos de matices que adivinar su procedencia se hace imposible en el maridaje de las distintas cocinas.

Cocina fundamentalmente del cordero. Nacida al paso del lento caminar de los rebaños de ovejas que pastaban en las infinitas y duras tierras de la comarca. Cocina de pastores que iban de acá para allá, buscando las hierbas o rastrojeras con solanera o con frío. Cocina de largos silencios o de caldero común, pero simple, honesta y auténtica. Difícilmente se puede encontrar una cocina que haya trabajado con tanta variedad y acierto todas las posibilidades que ofrece el cordero, tanto en asados como en guisos.


Extremadura Arqueológica

(Yacimientos Arqueológicos de Extremadura: de la Prehistoria a Roma)

excursion-caparra-valle-ambroz

Los gustos y hábitos del turista no cesan de cambiar. Esta constante modificación de los límites y perfiles de la demanda turística provocan el agotamiento de formatos clásicos y hace surgir nuevas propuestas, acelera la segmentación del sector y obliga a los destinos turísticos a ampliar y enriquecer sus ofertas, poniendo en valor todos sus activos con algún atractivo para el visitante.

Uno de los segmentos que más positivamente ha acusado ese cambio en los intereses del turista es el llamado turismo cultural, modalidad que se ha hecho con un puesto de honor entre los reclamos de destinos como Extremadura, una Comunidad agraciada por la historia y por la naturaleza, cuyos agentes vienen trabajando por configurar una oferta variada, alternativa y de calidad.

Y si el deseo de conocer y disfrutar de nuestro patrimonio cultural ha llegado a ser uno de los principales motivos del turista que se decide a visitarnos, la importancia histórica, la belleza y el estado de conservación de nuestros yacimientos arqueológicos se han convertido en cita obligada para quienes llegan a Extremadura con esas inquietudes.

I. Unas Breves pinceladas de la Historia Arqueológica de Extremadura: desde la Prehistoria a Roma

Sin duda alguna, el deseo de conocer y disfrutar de nuestro patrimonio cultural ha llegado a ser uno de los principales motivos del turista que se decide a visitar Extremadura, la belleza y el estado de conservación de nuestros yacimientos arqueológicos se han convertido en cita obligada para quienes llegan a nuestra bella región con esas inquietudes, y es por ello que desde nuestro equipo os ofrecemos como introducción a la nueva sección del departamento de turismo en colaboración con nuestro departamento de arqueología, dar a conocer nuestros principales yacimientos arqueológicos, con una visión sobre la historia de Extremadura visto desde un punto de vista de su cultura material.

II. Abrigo de Todos los Santos (Benquerencia de la Serena)

Pinturas con pigmento blanco, color excepcional en tanto que la mayor parte de las representaciones ofrecen tonos rojizos u ocres. En el abrigo, en color blanco, aparecen sobre todo varios soliformes acompañados de digitaciones y barras.

III. Abrigo del Castillo de Monfragüe (Villareal de San Carlos)

Las pinturas rupestres de Monfragüe fueron descubiertas en el año 1970, hecho que provocó un gran revuelo en el ámbito científico extremeño, pues representó en su momento una de los primeros hallazgos sobre la prehistoria en Extremadura. Las figuras que predominan en este abrigo son principalmente antropomorfas y zoomorfas.

IV. Abrigo del Risquillo de Paulino (Berzocana)

A diferencia de estos yacimientos, parcialmente estudiados, en lo que respecta al arte rupestre sí han sido realizados varios trabajos de prospección e investigación que proporcionan información suficiente para hacer una correcta composición de lugar donde situar el abrigo del Risquillo de Paulino. Para llegar al abrigo del Risquillo Paulino ha de abandonarse Berzocana en dirección a Cañamero; a unos 3 km. se emplaza, sobre un pequeño promontorio, un farallón rocoso en cuya base se abre el abrigo. Desde un castañar cercano, una vereda que parte de la carretera asciende la pendiente para, una vez realizado un giro a la izquierda, alcanzar el abrigo. Una vez allí, protegido por una valla, se encontrarán las pinturas sobre el roquedo.

V. Abrigos de la Silla (Hornachos)

Las pinturas recreadas en el abrigo de la Silla son también de tipo esquemático y de color rojizo. En el conjunto las figuras que predominan son los antropomorfos (esquematizaciones del cuerpo humano) en las variantes ancoriforme (forma de ancla) y ramiforme (forma de rama para insinuar brazos y piernas). Junto a ellas, existen representaciones zoomorfas (esquematizaciones en forma de animales) además de grupos de barras y digitaciones de compleja interpretación sobre cuyo significado se discute.

VI. Abrigos de Magacela (Magacela)

Estas pinturas, que no son las únicas existentes en el término, aparecen en dos abrigos principales, situados en ambas caras de la sierra, que se abren en los farallones de roca que la coronan. Ambos abrigos se sitúan cronológicamente dentro del período calcolítico. Los estudios y el estado de conservación de las pinturas han conducido a la protección de la sierra por encima de los 400 m.

VII. Dolmen de Magacela (Magacela)

El dolmen del Marco se encuentra muy cercano a la población, teniendo un acceso muy sencillo: en la carretera que llega desde La Coronada, en las inmediaciones de Magacela, en un terreno de labor arado.

VIII. Cueva El Buraco (Santiago de Alcántara)

Se recomienda la visita al Centro de Interpretación de la Naturaleza de El Péndere, donde podrá adquirirse una visión global del medio natural en el que se enclava el Buraco. No obstante, Santiago de Alcántara forma parte del Parque Natural del Tajo Internacional, por lo que recorrer sus campos resulta una experiencia más que recomendable. Por lo que se refiere a bienes pertenecientes al Patrimonio Arqueológico, han de visitarse los conjuntos dolménicos de las localidades vecinas de Cedillo y Valencia de Alcántara.

IX. Dólmenes de la Dehesa de Santiago de Alcántara

Desde el punto de vista arqueológico, Santiago de Alcántara destaca además de por los numerosos abrigos con pinturas rupestres en los farallones de la Sierra de San Pedro, por el conjunto dolménico que desde los años 80 viene siendo investigado. Hasta 12 dólmenes se encuentran estudiados, conociéndose la existencia de algunos más, aunque de menor tamaño y peor estado de conservación.

X. Abrigo de La Calderita (La Zarza)

Estas pinturas responden al tipo esquemático, muy extendido en Extremadura, caracterizado por la ausencia de naturalismo a la hora de plasmar los elementos representados, así como por la proliferación de motivos geométricos de difícil interpretación. Esto se relaciona con una pintura cuya motivación es la representación conceptual más allá de la simple imitación de la realidad. Podría decirse que los signos, las figuras, los motivos y símbolos son la “escritura” de un lenguaje del que se desconoce su gramática, siendo imposible interpretar su significado.

XI. Cueva de Maltravieso (Cáceres)

La cueva de Maltravieso se encuentra en la zona Sur de la ciudad de Cáceres, en un barrio denominado “el Calerizo”, siendo conocido así por las características geológicas de la zona y por las explotaciones mineras existentes aquí desde antiguo dedicadas a la extracción de roca para la producción de cal. En una de las canteras de extracción de piedra caliza fue donde se descubrió la entrada a la cueva en 1951.

XII. Cueva de los postes, el agua y el caballo (Fuentes de León)

Sin duda, estas cuevas resultan de especial interés turístico, pues a la suma de los valores paisajístico, ecológico y geológico se unen los restos arqueológicos documentados, aún en las fases iniciales de su investigación. Las grutas se formaron en calizas cámbricas, su interior alberga diversos tipos de formaciones geológicas tales como los diversos grabados sobre las paredes rocosas que describían ángulos entrecruzados a modo de dientes de sierra.

XIII. Dolmen de Lácara (Mérida)

El Dolmen de Lácara es un sepulcro megalítico, tumular, de corredor, con anillo perimetral, se encuentra rodeado y medio enterrado por el túmulo, montículo artificial de forma elíptica. Está formado por Ortostratos de gran tamaño hincados para formar las paredes de la galería del corredor y la cámara funeraria, conserva intacta la piedra de cierre de la entrada del corredor que mide 4,7 m. de largo y 1,7 m. de ancho; muestra una orientación hacia el Este. El corredor, de menor altura que la cámara, se mantiene prácticamente intacto. Está formado por tres tramos, el primero, denominado atrio de entrada o vestíbulo, y los dos siguientes, antecámaras, con una longitud total de 19,90 m.

XIV. Dolmen del Toriñuelo (Jerez de los Caballeros)

Es un gran túmulo de 48 metros de diámetro, amplia superficie pese a no conservarse en toda su extensión. Una vez rodeado el túmulo, se llegará a la entrada, actualmente cerrada por una cancela. El dolmen fue objeto de una importante intervención restauradora que ha restituido buena parte de su volumen. Entre los trabajos realizados se han levantado muros en los laterales del corredor, así mismo se ha reconstruido la cubierta, manteniéndose los Ortostratos originales en los laterales. En cuanto a la cámara, se han insertado Ortostratos nuevos donde faltaban, se ha cerrado la cámara con una cubrición cupuliforme por aproximación de hiladas de sillarejos, dejándose abierta en la parte superior un óculo que permite la entrada de luz natural para proporcionar visibilidad.

XV. Dólmenes de la dehesa de Salvaleón

Correspondientes al período calcolítico han sido documentados varios vestigios arqueológicos que incluyen un complejo funerario de dólmenes, así como una serie de elementos megalíticos, como el conjunto de menhires. Si bien aún no se han encontrado vestigios de zonas de población en el término municipal de Salvaleón, el amplio conjunto megalítico evidencia la presencia humana continua en la zona en época calcolítica.

XVI. Dólmenes de Valencia de Alcántara

Valencia de Alcántara tiene una posición idónea para visitar algunas de las localidades fronterizas más interesantes de Extremadura, localidades dotadas de una dilatada historia y de un patrimonio cultural de notable importancia e interés. Las rutas poseen su correspondiente señalización; así mismo, la población cuenta con una Oficina Comarcal de Turismo.

XVII. Dólmenes de Montehermoso

Montehermoso es una localidad situada en la Provincia de Cáceres, a medio camino entre Plasencia y Coria. En su término municipal, en concreto en su dehesa boyal, existe un magnifico conjunto megalítico compuesto por 17 estructuras documentadas, en su mayoría aún sin haber sido excavadas arqueológicamente.

XVIII. Grabados en el Monumento Natural de los Barruecos (Malpartida de Cáceres)

Los_Barruecos,_Malpartida_de_Cáceres

Históricamente se tiene constancia de la primitiva ocupación prehistórica en el entorno de los Barruecos a través de las prospecciones y trabajos arqueológicos realizados. De época posterior, del calcolítico, aparecen otros yacimientos en la misma zona como por ejemplo el Barrueco de Arriba, el Barrueco de Abajo, Los Barruecos y el yacimiento de Las Peñas del Tesoro.

Barruecos 1

XIX. Grabados de Piedraescrita (Campanario)

Estos grabados suelen aparecer en las formaciones rocosas que presentan superficies lisas, principalmente horizontales, y se centran en su mayoría en torno al curso de corrientes estables de agua. Existen varias tipologías de grabados al aire libre cuyas características tienen grandes similitudes con las establecidas para la pintura rupestre en cueva o abrigo.

Piedraescrita 1

XX. Grabados de Puebla de Alcocer

Éstos responden a las características tipológicas generales de los grabados rupestres de la Edad de Hierro, y se comprenden dentro de un grupo de manifestaciones que se han dado en llamar “grabados hurdanos”. Ello no se debe a que su origen se sitúe en esta comarca del Norte de Extremadura, sino que responde al desarrollo cronológico de los descubrimientos y los estudios del fenómeno del grabado rupestre. Así, pese a que los grabados hurdanos hayan sido los primeros en ser estudiados, las manifestaciones de este fenómeno se extienden por todo el sur de Portugal, Extremadura y la provincia de Huelva.

Grabados puebla de Alcocer

XXI. Risco de San Blas (Alburquerque)

Todo este conjunto rupestre es conocido desde antiguo, los primeros estudios se realizaron en 1933, y su importancia es tal que en 1985 fueron declarados Bien de Interés Cultural. Son tres los abrigos con pinturas rupestres que aparecen en el Risco de San Blas, siendo el más importante el abrigo nº 1. Este primer abrigo, de más de 7 metros de longitud, se encuentra actualmente vallado y es necesario pedir la llave en la Oficina de Información Turística. Lo más destacado del panel es la presencia de varias figuras antropomorfas, estando algunas de ellas acompañadas de elementos como tocados, objetos portados y ropajes, también aparecen ramiformes (esquematización humana en forma de rama).

XXI. Cancho Roano (Zalamea de la Serena)

Este yacimiento permaneció ocupado desde el siglo VII al siglo IV a. de C. En esta amplia cronología pueden establecerse diferentes fases. Los restos más antiguos del yacimiento se constatan con la presencia de una sencilla construcción de una cabaña de forma oval excavada en la roca y realizada con piedra y adobe, que se fechan en los inicios del Período Orientalizante, en el siglo VII a. de C. A esta construcción inicial, le suceden tres edificios o santuarios, que confirman el carácter sagrado del enclave en la zona. Un lugar relativamente alejado de la ruta principal hacia el Guadiana y las tierras del Sur, por la que se extiende de un modo rotundo la cultura tartésica.

XXII. Yacimiento Arqueológico de Capote (Higuera la Real)

Capote está situado en un lugar estratégico por sus defensas naturales. Entre los barrancos de los arroyos Sillo y Álamo se erigió este poblado fortificado, que pudo comenzar a ocuparse desde finales del siglo V a. C. La protección del lugar fue reforzada con una muralla realizada con mediano aparejo de piedra, en algunos tramos se aprovecharon los afloramientos rocosos. El poblado debió estar dividido en dos recintos por un grueso muro transversal, y longitudinalmente por una calle central, bastante ancha, que articulaba el urbanismo del lugar; ésta se bifurca en otras dos calles a las que se abren casas de planta rectangular y alargadas, y callejones transversales; en ellas se hallaron muchas piezas de metal.

XXIII. Yacimiento Arqueológico de los Castillejos (Fuente de Cantos)

Los poblados de Castillejos I y II se asientan sobre dos de las lomas existentes en el paraje. El arroyo Bodión Menor, subafluente del Bodión, que bordea estos asentamientos, debió servir de defensa natural de los mismos. El poblado de Castillejos I cuenta con una muralla realizada en piedra trabada con mampuestos de menor tamaño. En el interior se encontraron, ocupando toda la superficie, restos de cenizas, lo que podría indicar que se produjo un incendio que provocó la destrucción de la muralla por el interior. Este asentamiento está fechado en el período calcolítico pleno (finales del III o inicio del II milenio a. C.).

XXIV. Yacimiento Arqueológico de Hornachuelos (Ribera del Fresno)

El enclave arqueológico de Hornachuelos es uno de los lugares esenciales para valorar el contacto y posterior aculturación entre dos tradiciones culturales bien diferentes: la indígena y la romana. Los trabajos que se vienen desarrollando desde 1986 ponen de manifiesto una temprana ocupación prehistórica, un importante desarrollo del poblado ya en época romano-republicana y su abandono definitivo entre finales del siglo I y principios del siglo II después de Cristo. Sin duda, fueron el gran valor estratégico de esta elevación, el potencial minero y los recursos agropecuarios de la zona las razones determinantes para la temprana ocupación del poblado.

XXV. Yacimiento Arqueológico de La Mata (Campanario)

La historia de la Arqueología en La Mata fue iniciada hacia 1930, momento en el que personalidades locales intervinieron en un túmulo conocido como “Montón de Tierra Grande”. También se intervino entonces sobre un túmulo de menores dimensiones situado a 400 metros al Sur de La Mata, conocido como “Montón de Tierra Chico”. No se volverá a intervenir en este conjunto arqueológico hasta muchos años después, cuando en los años 90 del siglo XX fuera excavado por el profesor Alonso Rodríguez de la Universidad de Extremadura.

XXVI. Verraco de Segura del Toro (Segura del Toro)

El verraco se encuentra sobre un pedestal, en el centro de la plaza de la villa. Se trata de una escultura monolítica, zoomorfa, de origen céltico. Cuentan los mayores una leyenda que afirma que en su lomo había una inscripción que decía: “Quién me dé la vuelta será afortunado”, cuando lo rompieron, debajo había otro que decía: “Ahora sí que estoy descansado”.

Verraco

XXVII. Atalaya del Cerro Gimio (Villareal de San Carlos)

Hay que reseñar que la mayor parte del Parque se encuentra protegida, por lo que la visita está restringida y se organiza mediante una serie de rutas delimitadas y señalizadas. Dentro del parque no sólo pueden realizarse visitas de interés natural, pues este terreno comprende una serie de elementos que configuran un patrimonio cultural amplio y diverso en cuanto a su tipología y cronología. Así, deben citarse el Castillo de Monfragüe, medieval cristiano sobre asentamiento islámico precedente, la ermita cercana al castillo, la población de Villarreal de San Carlos, donde se encuentran chozos y otros ejemplos de arquitectura tradicional extremeña, así como el centro de interpretación del Parque.

XXVIII. Yacimiento Arqueológico del Campamento Romano de Cáceres el Viejo (Cáceres).

La historia de la investigación arqueológica en Cáceres el Viejo se inicia con Adolf Schulten en 1917 y finaliza, hasta la fecha, en 2001 con la intervención promovida por el proyecto Alba Plata. Entre ambas fechas numerosos investigadores se han acercado al asentamiento avanzando en el conocimiento que sobre el mismo se tiene. Cáceres el Viejo posee una gran importancia desde un punto de vista arqueológico, pues representa uno de los pocos ejemplos de castramentación republicana conservado; así mismo, la calidad de sus hallazgos, sus instalaciones defensivas y el complejo interior de dependencias hablan de la singular calidad del yacimiento.